msptm » » FAQ

FAQ

FAQ
¿Qué debo hacer para poder ser Misionero/a Siervo/a de los Pobres del Tercer Mundo?

Si eres joven y te sientes llamado o llamada a dedicar un año de tu vida a servir a los pobres con corazón abierto para descubrir tu vocación, ponte en contacto con nosotros por medio de nuestros responsables en el Perú o por medio de nuestro centro en tu país.

Si estoy de paso por Cuzco, ¿habría la posibilidad de visitar vuestras Casas?
Sí. Al que quiere conocer de cerca nuestro trabajo le damos la posibilidad de pasar un tiempo con nosotros. Para ello es suficiente que se ponga en contacto con anticipación directamente con nuestra Casa en el Perú (0051 95 6949389 – 0051 98 4032491, msptm.cuzco@gmail.com).

¿Cómo puedo ayudar desde mi casa?
Puedes ayudar constituyendo un Grupo de Apoyo que de ayuda concreta a los pobres; por medio de la oración, difundiendo nuestro material (como por ejemplo la Circular y los libros del Movimiento); organizando encuentros misioneros a los que puede participar uno de nuestros miembros consagrados.

¿Es posible sostener proyectos concretos?
Sí. Pero la cosa importante es la de ser conscientes de que los proyectos deben ser sostenibles y por eso debe haber la correspondiente disponibilidad para apoyar el proyecto durante un determinado tiempo.

¿Es posible organizar una jornada misionera contando con la participación de un miembro del Movimiento?
Sí. Para ello es importante contactarse con suficiente anticipación con nuestros responsables. Señalamos, sin embargo, que durante nuestros encuentros no hacemos ningún tipo de colecta misionera.

¿Quiénes son los Matrimonios Misioneros?
Son núcleos familiares que han dejado su patria y su trabajo para venir a servir a los más pobres. Los hijos de estos matrimonios estudian en nuestros Colegios.

¿Cómo viven y qué hacen los Matrimonios Misioneros?
Los Matrimonios Misioneros viven en fraternidad. La intimidad del núcleo familiar está asegurada por el hecho de que cada familia vive en una casa autónoma; vive comunitariamente algunos momentos como la Misa diaria, la Adoración Eucarística y el rezo del Santo Rosario. La fraternidad está dirigida por un responsable. Económicamente los Matrimonios Misioneros reciben cada mes lo necesario para vivir. Actualmente dirigen los Colegios y los Talleres profesionales abiertos por el Movimiento (las esposas se encargan del sector femenino; los esposos, del sector masculino); además son responsables de la administración de las diferentes Casas y visitan a familias pobres de la periferia de Cuzco y de varios pueblos de la Cordillera. Trabajan también a Lima a Guadalajara (México) y Budapest (Hungría).